Cómo NO se hace un cómic (III)

No, no es un fallo de racord, es que hace frio y me he puesto la chaqueta de lana

Una vez aclarada la parte personal que lo condiciona, veamos como NO se hace un cómic. En primer lugar, no iremos a comprar materiales de dibujo, nos basta con lo que tenemos en casa. Con los tres bolis que hay desperdigados por el salón y la libreta de apuntar la lista de la compra nos sobra para comenzar a dibujar. Unos cuantos garabatos sin ton ni son mientras hablamos por teléfono son un buen punto de partida, no hace falta dedicarse en cuerpo y alma para NO hacer un cómic. Puedes estar viendo la tele y sin mirar el papel hacer formas de manera automática. Cuantas menos hojas gastemos, mejor, porque salir a comprar material requiere un esfuerzo extra. Cuando tengamos tres páginas repletas de figuras sin sentido, emplearemos un minuto en revisarlas todas y decidir cual será nuestro personaje principal y cuales los secundarios. Si no te decides, pídele opinión a tu madre o, en su defecto, a tu hamster.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>