Según Nicola Comunale (2ª parte)

Es curioso como funciona internet. De un día para otro uno busca su nombre y se sorprende al encontrar que google indexa en primer lugar una noticia publicada en un blog donde se exclarecen ciertos hechos que se creían olvidados. Este es el caso de Nicola Comunale.

No hace mucho recordaréis que publiqué una respuesta a la nota que este señor ponía en su web sobre mi promoción de Bellas Artes. Si no la habéis leido, echadle un ojo aquí antes de continuar con la lectura de este post.

Qué sorpresa la mía cuando al visitar la web de este hombre la nota sobre mi curso se había visto ampliada de tal forma:

Por casualidad, he visto por Internet una nota sobre mi nombre y he visto un blog en el que un anónimo intentaba echar fango, otra vez, sobre mi persona. Y otro anónimo que le apoyaba diciendo que me conocía…, ¿de qué…?

Bueno, eso no deja de ser una pena; pero se que estas cosas pasan… hay gente para todo, según se suele decir; pero quiero aclarar a la gente de buena fe, que yo no estoy en guerra con nadie y solo me siento servidor de la verdad.

Así que, sin ánimo de crispar el estado anímico de nadie, les sugiero a estas personas que salgan del anonimato y digan lo que deben decir abiertamente; mirando al frente, si consideran que tienen razón.

A ellos y a todos aquellos que suelen lanzar acusaciones sin más, les aconsejo que reflexionen… ¿Se sienten satisfechos consigo mismos?

Yo creo firmemente que cuando uno se equivoca, es bueno, sobre todo para él mismo, pedir disculpas, porque eso le honra.

Seguir intentando enfangar la dignidad de los demás, no hace más que agudizar sus propias heridas psicológicas.

Si esas personas sufren una situación patológica, se que no sirve de nada aconsejarles; pero cabe la esperanza de que algunos tengan simplemente malestar por algo, que intentan aliviar de esa manera.

A esas personas les aconsejo que busquen el sosiego consigo mismos y luego actúen con ese mismo sosiego conseguido.

Si tienen algo en contra de alguna persona, pues que la critiquen, pero desde el sosiego y con objetividad; además justificando las críticas con argumentos (que no falacias) y con elementos de pruebas.

Para concluir con respecto a esas personas del blog, les invito a que envíen sus críticas al ámbito público que quieran, pero demostrando sus afirmaciones; sino esas acusaciones vacías terminan (como los boomerangs) devolviendo el fango sobre los mismos que lo lanzan.
Espero que no sea por ese motivo (que les daría vergüenza) que se queden en el anonimato…

Como ya he dicho, no estoy en guerra con nadie, así que no voy a hablar más sobre este asunto tan patético. Salvo que no me entere de personas claramente identificables, que estén intentando criticarme de una forma aparentemente argumentada ;o)

Quien me conoce de verdad y conoce mi trayectoria personal y docente, no necesita más explicaciones…

Nicola Comunale es bien libre de sentirse poseedor de la verdad absoluta, pero peca al decir que escribo desde el anonimato y sin argumentos. Al post al que se refiere expone de un modo fidedigno lo sucedido aquel año, sin falacias ni boomerangs ni guerra de ningún tipo. Resulta cuanto menos gracioso leer que deberíamos pedir disculpas, arrepentirnos, e incluso curarnos de heridas psicológicas cuando está claro que no existe rencor sino intención de exclarecer qué pasó aquel curso en el que Nicola Comunale descubrió “el fondo patético de algunas personas”. Ni siquiera busco limpiar los nombres ni, como según pide Nicola, las almas de mis compañeros. Sólo exponer la verdad.

Bastaría con pedir las actas de las Juntas de Departamento celebradas aquel año para conseguir documentos que acrediten lo que sucedió, pero vuelvo a decir que no es mi intención ensuciar la imagen de nadie aunque crea que la verdad divina le acompañe.

Anónimamente suyo,
Jose A. Bautista López “JAB”

PD. Aliento a todos los anónimos usuarios de mi blog que comentaron diciendo que conocían a este señor a que respondan a su pregunta: ¿De qué?

One thought on “Según Nicola Comunale (2ª parte)

  1. yo de gcubo… y no era mi intención echar fango tampoco sobre nadie, sólo comentaba que es un tipo particular, y que me parece poco indicada la manera de tratar el asunto…
    También hice un chiste malo, malísimo y no era mi intención herir a nadie ni mucho menos, pero sé que tú eres de esa promoción (junto con otros amigos) y entiendo que no es nada agradable ver ese tipo de comentarios, porque os conozco y no sois ningunos seres patéticos :)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>